kawagoe, lo que queda de Edo

Hace unos días aprovechamos para ir a Kawagoe. Kawagoe está en la prefectura de Saitama, no muy lejos de Tokio. Es de los pocos sitios de Japón dónde todavía se conservan edificios del periodo Edo, lo que puede ayudar a hacerse una idea de cómo era Tokio.

Mujer preparando “kimuchi”. El kimuchi es de origen coreano, y es una mezcla de especias muy picantes con col.

Heladería con helados sabor maíz, y sobre todo patatas dulces, la especialidad de la zona.

Tienda de “taiyaki”, quizá el dulce japonés que más me gusta. Son como unos gofres con forma de pez (en teoría, besugo) rellenos de cosas variadas, aunque el más común es el de azuki, judías pintas con azúcar.

Tienda de sembe (tortas secas de arroz) con dibujos de pikachus, hello kitty, doraemon…

Cuchillos japoneses… los auténticos.

¿Un buda desnutrido?

Y volviendo, aprovechamos para dar una vuelta por una librería con (algunos) mangas a ¡105yenes! Aquí, el Pequeño Nicolas en su versión japonesa…

Anuncios

3 comentarios sobre “kawagoe, lo que queda de Edo

  1. Si, si, tienen buenos cuchillos pero no tienen jamón serrano que cortar, así que hasta el buda por extraño que parezca está famélico.Seguro que solo comía nabos ó arroz!
    Besos,

    1. El arroz engorda porque la unidad de medida para el arroz es casi un vaso, cuando en España pones una tacita de café de arroz por persona para la paella… Y lo comen para acompañar, como cosa para rellenarse, porque el resto no llena mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s